La última información filtrada sobre este iPhone de 2018, el más barato de todos ellos, vuelve a confirmar que contará con pantalla LCD. El resto de modelos se venderán con panel OLED, como el iPhone X actual, y además este dispositivo podría venir con cuerpo metálico. Es decir, que no contaría con el sistema de carga inalámbrica introducido en los iPhone 8 y iPhone 8 Plus y que, como es evidente, tiene también el iPhone X. Y por si todo esto fuera poco para abaratar el coste de producción y su precio de comercialización, parece que podría venderse también sin 3D Touch en su pantalla, y sin la doble cámara. La cámara no es algo tan destacable, en tanto que el iPhone 8 actual tampoco la incorpora.

Apple prepara un ‘iPhone barato’ para septiembre de 2018, y retomará la apuesta del iPhone 5c por los colores llamativos en su chasis

Apple, con el iPhone 5c, dejó completamente a un lado la filosofía del iPhone 5s y apostó por el policarbonato. Por primera vez un teléfono inteligente de Apple no usaba aluminio para la construcción de su cuerpo, sino plástico resistente a los arañazos. Y este año, con los iPhone 8, iPhone X y iPhone 8 Plus, Apple ha mantenido el aluminio para el chasis de sus teléfonos inteligentes, pero la mayoría de su cuerpo está construido en cristal. Algo que, por otro lado, les da a todos ellos la posibilidad de ofrecer carga inalámbrica como una de las nuevas tecnologías. Pues bien, este iPhone barato de 2018 parece que volverá a salirse de los estándares de Apple.

Hablan de que estará disponible en azul, amarillo y rosa. Pero no en los tonos de su alineación de teléfonos inteligentes actual, sino en tonos más brillantes que, por otro lado, sirvan para atraer a los compradores más jóvenes. Evidentemente, un teléfono inteligente con este diseño se diferenciaría, y bastante, del resto de sus dispositivos móviles.